domingo, 22 de febrero de 2015

Introducción

Quiero contarte una historia.

No, no es la historia de cómo, en 1991, Linus Torvalds escribió la primera versión del kernel de Linux. Puedes leer esa historia en montones de libros sobre Linux. Tampoco voy a contarte la historia de cómo, algunos años antes, Richard Stallman comenzó el Proyecto GNU para crear un sistema operativo libre parecido a Linux. Esa también es una historia importante, pero la mayoría de los libros de Linux también la incluyen.

No, quiero contarte la historia de como tú puedes recuperar el control de tu ordenador.

Cuando comencé a trabajar con ordenadores, siendo un estudiante universitario a finales de la década de 1970, estaba en marcha una revolución. La invención del microprocesador había hecho posible para la gente normal, como tú y yo, tener un ordenador. Es difícil para mucha gente hoy imaginar cómo era el mundo cuando sólo las grandes empresas y grandes gobiernos manejaban ordenadores. Digamos que no se podía hacer mucho más.

Hoy, el mundo es muy diferente. Los ordenadores están en todas partes, desde pequeños relojes de pulsera a gigantescos centros de datos. Además de ordenadores repartidos por todas partes también tenemos redes conectándolos. Esto ha creado una maravillosa nueva era de empoderamiento personal y libertad creativa, pero en las dos últimas décadas algo más ha sucedido. Algunas grandes corporaciones han impuesto su control sobre la mayoría de ordenadores del mundo y han decidido lo que puedes o no puedes  hacer con ellos. Afortunadamente, gente de todo el mundo está haciendo algo al respecto. Están luchando por mantener el control de sus ordenadores escribiendo su propio software. Están construyendo Linux.

Mucha gente habla de "libertad" con respecto a Linux, pero no creo que la mayoría de la gente sepa que significa esta libertad en realidad. Libertad es el poder de decidir lo que tu ordenador hace, y la  única forma de tener esta libertad es saber que está  haciendo tu ordenador. La libertad es un ordenador que no tiene secretos, en el que todo puede saberse si te interesa averiguarlo.

2 comentarios:

  1. Una pequeña errata:
    libre parecido a Linux, Esa también es una historia
    Debería ser:
    libre parecido a Linux. Esa también es una historia

    Magnífica traducción y un gran trabajo.
    Gracias

    ResponderEliminar