lunes, 23 de marzo de 2015

Rutas Relativas

Mientras que una ruta absoluta empieza desde el directorio raíz y sigue hasta su destino, una ruta relativa comienza en el directorio de trabajo. Para hacer esto, utiliza un par de símbolos especiales que representan posiciones relativas en el árbol del sistema de archivos. Estos símbolos son “.” (punto) y “..” (punto punto).

El símbolo “.” se refiere al directorio de trabajo y el símbolo “..” se refiere al directorio padre del directorio de trabajo. Veamos como funciona. Cambia el directorio de trabajo a /usr/bin de nuevo:

[me@linuxbox ~]$ cd /usr/bin
[me@linuxbox bin]$ pwd
/usr/bin

De acuerdo, ahora le diremos que queremos cambiar el directorio de trabajo al padre de /usr/bin que es /usr. Podríamos hacerlo de dos formas diferentes. Tanto con una ruta absoluta:

[me@linuxbox bin]$ cd /usr
[me@linuxbox usr]$ pwd
/usr

Como, con una ruta relativa:

[me@linuxbox bin]$ cd ..
[me@linuxbox usr]$ pwd
/usr

Dos métodos diferentes con idénticos resultados. ¿Cuál usamos? ¡El que requiera teclear menos!

Igualmente, podemos cambiar el directorio de trabajo de /usr a /usr/bin de dos formas distintas. O usando una ruta absoluta:

[me@linuxbox usr]$ cd /usr/bin
[me@linuxbox bin]$ pwd
/usr/bin

O con una ruta relativa:

[me@linuxbox usr]$ cd ./bin
[me@linuxbox bin]$ pwd
/usr/bin

Ahora, hay algo importante que debo señalar aquí. En la mayoría de los casos, puedes omitir el “./”. Está implícito. Escribir:

[me@linuxbox usr]$ cd bin

hace lo mismo. En general, si no especificas una ruta a algo, se asumirá el directorio de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario