miércoles, 11 de marzo de 2015

Unas palabras sobre el Ratón y el Foco

Aunque en el shell todo se hace con el teclado, puedes usar un ratón con tu emulador de terminal. Hay un mecanismo incluido en el X Window System (Sistema de Ventanas X, el motor subyacente que hace que el GUI funcione) que soporta una técnica de copiado y pegado rápidos. Si seleccionas un texto manteniendo presionado el botón izquierdo del ratón y arrastrando el ratón sobre él (o haciendo doble clic en una palabra), se copia en un buffer mantenido por X. Presionar el botón central hace que el texto se pegue en la localización del cursor. Pruébalo.

Nota: No trates de usar Ctrl-c y Ctrl-v para copiar y pegar en una ventana de terminal. No funciona. Estos códigos de control tienen diferentes significados para el shell y fueron asignados muchos años antes de Microsoft Windows.

Tu entorno gráfico de escritorio (seguramente KDE o GNOME), en un esfuerzo por comportarse como Windows, probablemente tiene su política de foco configurada como “clic para foco”. Esto significa que para que una ventana tenga foco (se ponga activa) necesitas hacer clic en ella. Esto es contrario al comportamiento tradicional de X de “el foco sigue al ratón” que significa que una ventana toma el foco sólo pasando el ratón sobre ella. La ventana no vendrá al primer plano hasta que no hagas clic en ella pero estará lista para recibir entradas. Configurando la política de foco como “el foco sigue al ratón” hará que la técnica de copiado y pegado sea aún más cómoda. Dale una oportunidad si puedes (algunos entornos de escritorio como Unity de Ubuntu ya no lo soportan). Creo que si le das una oportunidad lo preferirás. Encontrarás esta configuración en el programa de configuración de tu gestor de ventanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario