miércoles, 22 de abril de 2015

Enlaces duros

Los enlaces duros son la forma original de Unix para crear enlaces, en comparación con los enlaces simbólicos, que son más modernos. Por defecto, todo archivo tiene un enlace duro que le da al archivo su nombre. Cuando creamos un enlace duro, creamos, para un archivo, una entrada adicional en el directorio. Los enlaces duros tienen dos limitaciones importantes:
  1. Un enlace duro no puede enlazar a un archivo fuera de su propio sistema de archivos. Esto significa que un enlace no puede enlazar a un archivo que no está en la misma partición de disco que el enlace mismo.
  2. Un enlace duro no puede enlazar a un directorio.
Un enlace duro es indistinguible del fichero mismo. Al contrario que un enlace simbólico, cuando listas el contenido de un directorio que contiene un enlace duro no veras ninguna indicación especial para el enlace. Cuando un enlace duro se borra, el enlace se elimina pero el contenido del fichero continua existiendo (o sea, su espacio no es liberado) hasta que todos los enlaces al archivo son borrados.

Es importante ser conscientes de los enlaces duros porque los podrías encontrar de vez en cuando, pero las prácticas modernas prefieren los enlaces simbólicos, que veremos a continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario