jueves, 28 de mayo de 2015

Eliminando salidas innecesarias

Algunas veces “el silencio es oro”, y no queremos la salida de un comando, sólo queremos ignorarla. Esto se aplica particularmente a los mensajes de estado y de error. El sistema proporciona una forma de hacerlo redireccionando la salida a un archivo especial llamado “dev/null”. Este archivo es un dispositivo del sistema llamado un cubo de bits (bit bucket) que acepta entradas y no hace nada con ellas. Para suprimir los mensajes de error de un comando, hacemos esto:

[me@linuxbox ~]$ ls -l /bin/usr 2> /dev/null

No hay comentarios:

Publicar un comentario