miércoles, 26 de agosto de 2015

Resumiendo

En este capítulo hemos tratado algunos de los trucos de teclado que el shell ofrece para ayudar a los acérrimos mecanógrafos a reducir su carga de trabajo. Sospecho que según pase el tiempo y te familiarices más con la línea de comandos, volverás a este capítulo para recoger más de estos trucos. Por ahora, considéralos opcionales y potencialmente útiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario