viernes, 18 de septiembre de 2015

Cambiar identidades

Muchas veces, encontraremos necesario tomar la identidad de otro usuario. A menudo querremos obtener permisos de superusuario para llevar a cabo tareas administrativas, pero también es posible “convertirse” en otro usuario normal para cosas tales como probar una cuenta. Hay tres formas para asumir una identidad alternativa:
  1. Cerrar la sesión y volver a abrirla como el usuario alternativo.
  2. Usar el comando su.
  3. Usar el comando sudo.
Nos saltaremos la primera técnica ya que sabemos cómo hacerlo y además no tiene las ventajas de las otras dos. Desde dentro de nuestra propia sesión de shell, el comando su nos permite asumir la identidad de otro usuario, abriendo una nueva sesión de shell con los IDs de ese usuario o ejecutar un comando como ese usuario. El comando sudo permite a un administrador modificar un archivo de configuración llamado /etc/sudoers, y definir comandos específicos que usuarios particulares tienen permiso ejecutar bajo una identidad asumida. La elección de qué comando usar está muy condicionada por la distribución Linux que uses. Tu distribución probablemente incluya los dos comandos, pero su configuración favorecerá un comando u otro. Empezaremos con su.

No hay comentarios:

Publicar un comentario