viernes, 30 de octubre de 2015

Parando (pausando) un proceso

A veces queremos parar un proceso sin terminarlo. Esto se hace a menudo para permitir que un proceso que está en primer plano sea movido a segundo plano. Para parar un proceso que está en primer plano, pulsa Ctrl-z. Pruébalo. En la línea de comandos, escribe xlogo, pulsa ENTER y luego Ctrl-z:

[me@linuxbox ~]$ xlogo
[1]+ Stopped                 xlogo
[me@linuxbox ~]$

Después de parar xlogo, podemos verificar que el programa se ha detenido al intentar redimensionar la ventana de xlogo. Veremos que parece un poco muerta. Podemos devolver el programa a primer plano, usando el comando fg, o mover el programa a segundo plano con el comando bg:

[me@linuxbox ~]$ bg %1
[1]+ xlogo &
[me@linuxbox ~]$

Como en el comando fg, el jobspec es opcional si sólo hay un trabajo.

Mover un proceso desde el primer plano al segundo plano es útil si arrancamos un programa gráfico desde comandos, pero olvidamos colocarlo en segundo plano añadiendo “&” al final.

¿Por qué querrías arrancar un programa gráfico desde la línea de comandos? Hay dos razones. Primero, el programa que quieres iniciar no está incluido en los menús del gestor de ventanas (como xlogo). En segundo lugar, ejecutando un programa desde la línea de comandos, podrías ver mensajes de error que serían invisibles si fuera ejecutado gráficamente. A veces, un programa puede fallar si se inicia desde el menú gráfico. Arrancándolo desde la línea de comandos verás un mensaje de error que revelará el problema. Además, algunos programas gráficos pueden tener muchas opciones interesantes y útiles en la línea de comandos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario