miércoles, 2 de diciembre de 2015

Usando un editor de texto

Todos los editores de texto pueden ser llamados desde la línea de comandos escribiendo el nombre del editor seguido del nombre del archivo que queremos editar. Si el archivo todavía no existe, el editor asume que queremos crear un nuevo archivo. Aquí tenemos un ejemplo usando gedit:

me@linuxbox ~]$ gedit some_file

Este comando arrancará el editor de texto gedit y cargará el archivo llamado “some_file”, si existe.

Todos los editores gráficos son bastante autoexplicativos, así que no los veremos aquí. En su lugar, nos concentraremos en nuestro primer editor de texto basado en texto, nano. Arranquemos nano y editemos el archivo .bashrc. Pero antes de hacerlo, practiquemos algo de “informática segura”. Cada vez que editamos un archivo de configuración importante, siempre es una buena idea crear primero una copia de seguridad del archivo. Esto nos protege en caso de que estropeemos el archivo mientras lo editamos. Para crear una copia de seguridad del archivo .bashrc, haz esto:

[me@linuxbox ~]$ cp .bashrc .bashrc.bak

No importa cómo llames al archivo de copia de seguridad, sólo escoge un nombre comprensible. Las extensiones “.bak”, “.sav”, “.old” y “.orig” son las formas más populares de indicar que es un archivo de copia de seguridad. Ah, y recuerda que cp sobrescribirá los archivos existentes silenciosamente.

Ahora que tenemos un archivo de copia de seguridad, arrancaremos el editor:

[me@linuxbox ~]$ nano .bashrc

Una vez que nano arranca, tendremos una pantalla como esta:

    GNU nano 2.0.3         File: .bashrc

# .bashrc


# Source global definitions

if [ -f /etc/bashrc ]; then
    . /etc/bashrc
fi

# User specific aliases and functions










                     [ Read 8 lines ]
^G Get Help^O WriteOut^R Read Fil^Y Prev Pag^K Cut Text^C Cur Pos
^X Exit    ^J Justify ^W Where Is^V Next Pag^U UnCut Te^T To Spell

Nota: si tu sistema no tiene nano instalado, puedes usar el editor gráfico en su lugar.

La pantalla consiste en un encabezado en la parte superior, el texto del archivo que estamos editando en el centro y un menú de comandos en la parte inferior. Como nano fue diseñado para reemplazar el editor de texto disponible en un cliente de correo, es muy escaso en opciones de edición.

El primer comando que deberías aprender en cualquier editor de texto es cómo salir del programa. En el caso de nano, pulsas Ctrl-x para salir. Esto viene indicado en el menú en la parte inferior de la pantalla. La notación “^X” significa Ctrl-x. Esta es una notación común para los caracteres de control usados por muchos programas.

El segundo comando que necesitamos conocer es cómo salvar nuestro trabajo. Con nano es Ctrl-o. Con este conocimiento en nuestro haber estamos preparados para hacer algo de edición. Usando la tecla de la flecha hacia abajo y/o la tecla AvPág, mueve el cursor al final del archivo, luego añade las siguientes líneas al archivo .bashrc:

umask 0002
export HISTCONTROL=ignoredups
export HISTSIZE=1000
alias l.='ls -d .* --color=auto'
alias ll='ls -l --color=auto'

Nota: Tu distribución podría incluir ya alguna de ellas, pero el duplicarlas no hace daño a nadie.

Aquí tenemos el significado de lo que hemos añadido:

Tabla 11-4: Lineas añadidas a nuestro .bashrc
Línea Significado
umask 0002 Establece el umask para resolver el problema con los directorios compartidos que vimos en el Capítulo 9.
export HISTCONTROL=ignoredups Hace que la función de grabación del historial del shell ignore un comando si el mismo comando se acaba de grabar.
export HISTSIZE=1000 Aumenta el tamaño del historial de comandos, del valor predefinido de 500 lineas, a 1000 lineas.
alias l.='ls -d .* --color=auto' Crea un nuevo comando llamado “l.” que muestra todos las entradas de directorio que empiezan con un punto.
alias ll='ls -l --color=auto' Crea un nuevo comando llamado “ll” que muestra un listado de directorios en formato largo.

Como podemos ver, muchas de nuestras líneas añadidas no son intuitivas ni obvias, así que sería una buena idea añadir comentarios a nuestro archivo .bashrc para ayudar a explicar las cosas a los humanos.

Usando el editor, cambiamos nuestras líneas añadidas para que quede así:

# Change umask to make directory sharing easier
umask 0002

# Ignore duplicates in command history and increase
# history size to 1000 lines
export HISTCONTROL=ignoredups
export HISTSIZE=1000

# Add some helpful aliases
alias l.='ls -d .* --color=auto'
alias ll='ls -l –-color=auto'

¡Ah, mucho mejor! Con nuestros cambios completados, pulsa Ctrl-o para guardar nuestro archivo .bashrc modificado, y Ctrl-x para salir de nano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario