miércoles, 5 de octubre de 2016

Imprimiendo en los tiempos oscuros

Al igual que los propios ordenadores, las impresoras en la era pre-PC tendían a ser grandes, caras y centralizadas. El típico usuario de ordenador de 1980 trabajaba en un terminal conectado a un ordenador que estaba a cierta distancia. La impresora se encontraba cerca del ordenador y estaba bajo la atenta mirada de los operadores del ordenador.

Cuando las impresoras eran caras y centralizadas, como lo eran a menudo en los primeros tiempos de Unix, era una práctica común para muchos usuarios compartir una impresora. Para identificar los trabajos de impresión pertenecientes a un usuario en particular, se imprimía a menudo una página cabecera (banner page) mostrando el nombre del usuario al principio de cada trabajo de impresión. El equipo de soporte del ordenador cargaría entonces un carrito con los trabajos de impresión del día y los enviaría a cada usuario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario