viernes, 27 de enero de 2017

Diseño de arriba a abajo

A medida que los programas se hacen más grandes y complejos, se hacen más difíciles de diseñar, codificar y mantener. Al igual que con cualquier proyecto grande, a menudo es una buena idea dividir las tareas grandes y complejas en una serie de tareas simples y pequeñas. Imaginemos que estamos intentando describir una tarea común y cotidiana, ir al mercado a comprar comida, a una persona de Marte. Describiríamos el proceso completo como la siguiente serie de pasos:
  1. Subir al coche
  2. Conducir hasta el mercado
  3. Aparcar el coche
  4. Entrar en el mercado
  5. Comprar comida
  6. Volver al coche
  7. Conducir a casa
  8. Aparcar el coche
  9. Entrar en casa
Sin embargo una persona de Marte seguro que necesita más detalles. Podríamos dividir aún más la subtarea "Aparcar el coche" en una serie de pasos:
  1. Encontrar un sitio para aparcar
  2. Meter el coche dentro de ese sitio
  3. Apagar el motor
  4. Poner el freno de mano
  5. Salir del coche
  6. Cerrar el coche
La subtarea "Apagar el motor" podría dividirse aún en más pasos incluyendo "Apagar el contacto", "Sacar la llave", y así sucesivamente, hasta que cada paso del proceso completo de ir al mercado hubiera sido completamente definido.

El proceso de identificar los pasos de alto nivel y desarrollar incrementalmente vistas detalladas de dichos pasos se llama diseño de arriba a abajo. Esta técnica nos permite romper tareas grandes y complejas en muchas tareas pequeñas y simples. El diseño de arriba a abajo es un método común de diseñar programas y uno de los que se ajustan muy bien a la programación en shell en particular.

En este capítulo, usaremos el diseño de arriba a abajo para seguir desarrollando nuestro script generador de informes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario